ANÁLISIS DE LA POLÍTICA ACTUAL

Sólo la crítica y la profundidad en el análisis de nuestro mundo nos devolverá el sentido último de la realidad y de nuestra existencia

viernes, 18 de marzo de 2016



¡Qué tiempos aquellos!


Diario de un español en crisis

LAS PURGAS

FRANCISCO MORALES LOMAS


(Artículo publicado en Diario Siglo XXI, 18 de marzo de 2016)

El lenguaje siempre tuvo un papel tentador, como el mismo Lucifer. ¿Quién lo duda? El lenguaje ha podido ser con frecuencia una actitud y, en ocasiones, una forma de ocultación y matanza. Wittgenstein lo supo siempre cuando dijo que los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo. Y también Heidegger el nazi, cuando afirmó que en filosofía todo es lenguaje. Ahora a las purgas las llaman crisis de crecimiento. Al igual que a los recortes brutales los llaman reformas.
Cuando el lenguaje aparece en su mejor versión política es que está presente el poder en toda su dimensión. Y las luchas por el poder en el interior de las organizaciones se resuelven habitualmente con la navaja en la boca. Y con frecuencia vemos que el líder carismático oficia de chamán de la tribu para imponer el sacrificio mientras los súbditos guardan silencio y obedecen.
En la historia siempre hubo purgas. Las conocidas del piolet fueron exorbitantes y sangrientas. Bien lo supo Trotski.
A Sergio Pascual, el número tres de Podemos, le han clavado un piolet simbólico en la testuz. Que duele tanto o más que el acero del auténtico. El ingeniero y antropólogo Pascual debía haberse dado cuenta de con quién viaja y cómo se las gastan. Al ingeniero y antropólogo Pascual no le ha servido de nada la antropología, esa disciplina que estudia los aspectos biológicos y sociales del hombre. Ni ha olido el piolet en su frente. A lo que ha respondido que lleva dos años dejándose la piel por el partido. ¡Qué putada! ¡Lástima de hombre! Pero así son las cosas, amigo Pascual, la leche está agriada y baja el río sucio. No se puede ser costalero de la Virgen de las Angustias de la Hermandad de los Estudiantes durante diez años y que esto pase desapercibido.
Ahora que es Semana Santa y, como una premonición, se ha adelantado su sacrificio de viernes santo a esta semana de navajas y suspiros.
No hay crisis en Podemos, sino purgas.
Y cuando se trata de extirpar, de eliminar, de suprimir, la democracia se esconde, las redes sociales se callan y se consuma el sacrificio porque el chamán lo ha invocado. Pero ¿dónde están los prosélitos de Sergio Pascual, el número tres del partido? ¿Dónde se encuentra su amigo de piso, el número dos, Errejón? Silencio ante la muerte. Miedo. Errejón contempla el cuerpo insepulto de Pascual, el piolet en su frente, y suspira en silencio, acaso una leve lágrima y espera…
¡Qué tiempos para la revolución!


sábado, 12 de marzo de 2016






Diario de un español en crisis

LA PINZA Y SÁLVESE QUIEN PUEDA

F. MORALES LOMAS

¿Llamarán a Pablo Iglesias a una cena con Mariano Rajoy en casa de algún director de medios? Así lo hizo en su momento Anguita con Aznar en casa de Pedro J. Ramírez, por entonces director de El mundo y hoy acuchillado, para la pinza contra Felipe González. ¿Han elegido la casa donde tendrá lugar el coito? Así lo parece después del segundo asalto que ha finalizado con la guillotina de Sánchez en su particular crónica de una muerte anunciada.
En estos momentos a nuestros dirigentes políticos les importa realmente un carajo la situación del país. Solo viven para su pescuezo.
A Mariano le interesa mantenerse en el sillón contra viento y marea mientras mendiga al PSOE que se junte con ellos. Pide a los del PSOE, a los “rompepatrias”, a los tontos solemnes, a los que traicionan a los muertos, a los de los ERES… que se junten con ellos. Estar vivos para ver cosas. Y una y otra vez machan con el martillo pilón esta tesis que no convence a nadie. Los insultos se han convertido en arrumacos para que Mariano siga dorándole la píldora a Merkel.
A Pablo solo le concierne el asalto a los cielos. Es una síntesis entre leninismo posmoderno y El príncipe de Maquiavelo pasado por un patio de butacas de cine de Vallecas con algunos toques a lo Sálvame.  Solo le hechiza desbancar al PSOE como líder de la izquierda y que los ciudadanos lo tengan como el nuevo redentor, el guía irrefutable, el “deus ex machina”. Pablo, te adoramos. Le falta un punto para llegar a la santidad laica.
A Rivera le tienta suceder a Mariano al frente del centro-derecha. Hace piruetas, malabarismos, niño-bien, correcto, educado en los mejores colegios, amabilidad, sonrisa, blablablá... al tiempo que zurra al gallego, pero no presenta una hoja de ruta que saque de la miseria a este país, que haga recuperar a las clases trabajadoras su resuello de antaño e impida el empobrecimiento de la clase media, sobre la que se sostiene este tingladillo.
A Sánchez le mueve plantarse y no ser flor de un día, que los barones no le cierren el paso y Susana se quede quietecita en Sevilla con su Triana y su poderío. Por eso tira por el camino del medio y trata de sostenerse en un irreal acuerdo con el centro-derecha, lo menos temido para la baronía. En el PSOE no quieren a Podemos ni en pintura y en Podemos al PSOE menos todavía. Es la historia de siempre, la historia que ha vivido la socialdemocracia desde su origen con los partidos comunistas, se llamen como se llamen.
Como resultado de todo ello, los extremos se tocan. PP y Podemos tienen intereses comunes: la destrucción del PSOE y el ninguneo de Ciudadanos.
¿Y cómo tiran a degüello? Pablo, con la cal viva, y Mariano, no queriendo ni hablar con el pobre Albert. ¡Uf!


viernes, 26 de febrero de 2016





Diario de un español en crisis

LA DECISIÓN DE PODEMOS

F. MORALES LOMAS

(Publicado en DIARIO SIGLO XXI, 26 de febrero de 2016).

La decisión de ruptura de Podemos con el PSOE es la crónica de una muerte anunciada. Faltaba el subterfugio: el acuerdo PSOE-Ciudadanos. ¿Acaso pensaban en Podemos que no habría un acercamiento o un pacto entre ambos? ¿Consideraban que las concesiones del PSOE hacia el centro-derecha no iban a ser tan grandes? ¿O todo forma parte del juego escénico de roles y papeles asignados a cada uno?
En este juego de estrategia o guiñol PSOE-Ciudadanos quedan en el centro del tablero político, ese espacio que no significa nada en el discurso económico-social y se dejan a la izquierda para otra mejor ocasión. El ataque de cuernos de Podemos ha sido el consabido: un ataque de cuernos anunciado. Tan falso como advertido. Por lo que la indignidad no está bajo sospecha.
Ahora este acuerdo le permite a Podemos presentarse definitivamente como la izquierda de este país y pegar un bocado al electorado del PSOE de izquierdas. Aunque al paso que vamos no sé cuánto electorado de izquierdas queda ya en el PSOE. 
Pero como movimiento en el tablero de la política tiene sus rémoras: el aparecer ante el votante con el PP de la mano. Una imagen difícil de digerir para Podemos, aunque ya hay precedentes históricos en la pinza que hizo Anguita con Aznar contra el PSOE: el celebrado sorpasso. Quizá por esta razón, Anguita se mostraba tan contento estos días con la estrategia de Podemos, de los que decía que habían logrado lo que él intentó sin éxito.
Podemos sabe que tiene la llave desde el minuto uno. Pero también desde el minuto uno sabemos que no quiere gobernar con el PSOE y viceversa, sino arrebatarle el espacio de la izquierda y presentarse como la única alternativa de gobierno al PP. A los actos no remitimos: si querías acercar como amigo al PSOE no era la mejor decisión crearle el gobierno y atacarles a la dignidad de partido. Esta actitud perfectamente calculada de Podemos asustó tanto al PSOE y al propio Sánchez que se ha dejado seducir por el abrazo tierno de Rivera tratando de seducir con artificios a Podemos. Pero estos lo sabían y se prestaron al juego escénico para mostrarse luego muy dignos y arremeter contra el traidor. Al mismo tiempo, Sánchez con este pacto calma la disidencia interna de su partido con los barones y la vieja guardia encabronados. Pero en la retina del español de a pie ha quedado más fijado el espacio político en el que se mueve cada uno: la derecha, el PP; el centro, PSOE-Ciudadanos;  y la izquierda, Podemos.
La decisión está en el electorado y solo la conoceremos el día 26 de junio.


jueves, 25 de febrero de 2016





Diario de un español en crisis


VELEIDADES Y PREACUERDOS

FRANCISCO MORALES LOMAS

 (Publicado en el Diario Siglo XXI el día 17 de febrero de 2016 http://www.diariosigloxxi.com/firmas/franciscomorales )

Nunca había habido en la política española tanta necesidad de travesear. Parece que nuestros políticos sienten una inclinación especial para hacer el ganso.
Es un lenguaje maravilloso esto de llamar reuniones a las puestas en escena con amagos de hablo pero no hablo. De no te juntes con aquel o me voy con el otro. En Primaria el alumnado tiene comportamientos menos oblicuos. Pero la farándula es el momento sublime antes de llegar a la tragedia. País de charanga y pandereta lo definió el bueno de don Antonio Machado, del que estos días (el 22) se cumple el aniversario de su muerte en Colliure.
La última propuesta del mago de Oz de la coleta ha sido su programa, con el que ha lanzado un apóstrofe incendiario en las formas y en el fondo al advenedizo de Pedro Sánchez. Hace unas semanas le hizo el consejo de ministros. El lunes le hizo un nuevo roto en la moral de Sánchez, en la línea de flotación de su jactancia. Con lo que duelen los ataques a la vanidad.
En realidad, esta especie de opereta bufa tiene todos los condimentos para hacer una farsa que hubiera sido el deleite del ingenioso Valle-Inclán, que ya se lució con aquella España finisecular. Los personajes de este nuevo teatrillo son el hazmerreír de los españoles que asisten jocosos ante tanto espectáculo de corbatas, de negación de corbatas, de pajaritas, de camisas blancas y de un gobierno de progreso.
Mientras tanto, Rajoy, hombre-tancredo, contumaz y arrogante, asiste al evento metiendo cuchara y sacudiendo todo lo que puede al guapo, que a los guapos, como decían los boxeadores pendencieros, hay que partirles la boca. ¡Ay, Rajoy, el limpiador de corruptelas! ¡Sé fuerte! Todavía no se ha enterado que ya no existe. Que ya es un personaje antiguo, como toda su política, como todas sus miserias. Pero pudiera seguir existiendo con tanto juego escénico. Que los españoles ya se tapan la nariz o han perdido el olfato.
Todos se preparan para la merienda electoral próxima colocando sus bancadas y sus caballos en las mejores posiciones. Pero mientras tanto hay que pasar un buen rato y despachar al vecino, hacerlo caer en contradicciones, ridiculizarlo, cabrearlo y negarlo. La política española actual nace desde la negación. Los españoles ya no queremos las dos Españas sino las cuatro, las cinco o las seis. Farsa y licencia de los políticos castizos.


domingo, 28 de junio de 2015





Diario de un español en crisis

IU NINGUNEADA

FRANCISCO MORALES LOMAS


¿Los partidos políticos tienen dignidad? ¿Son un ataque a la dignidad de IU las recientes declaraciones de Pablo Iglesias? ¿Existe una imagen mendicante de Alberto Garzón ante Pablo Iglesias en la escena del sofá? ¿Hay mucho de rebelión y asesinato del padre en la embestida de Pablo Iglesias? No podemos olvidar que la mayor parte de los actuales dirigentes de Podemos militaron antes en IU. Pero ¿había necesidad de ese ataque furibundo contra su padre IU?
Pablo Iglesias, al que se le calienta la boca con harta frecuencia llevado de ese delirio altanero de conquistar los cielos, ha enviado al carajo a IU diciéndoles que se cuezan en su salsa llena de estrellas rojas y de cosas, y acusándolos de ser los responsables cenizos de que en 25 años el país no cambie nada. Una acusación grave e injusta porque es evidente que IU no ha tenido el poder para cambiar nada.
Pero Pablo Iglesias dramatiza y teatraliza el espacio escénico político. Hubiera bastado que explicara sus razones sinceras y reales a los ciudadanos, ya que se entiende que ellos aspiran a no ser como los demás y van a tratar a los ciudadanos como adultos. Sin embargo, no ha sido así y ha optado por el escarnio, que es una forma de hacer sangre sin necesidad y marcar las distancias con IU.
Está claro que estamos ante un método para conseguir algo: el tacticismo del poder; y, en consecuencia, ante una escenificación o una teatralización política del mismo. Pablo Iglesias, perito en retóricas declamatorias, ha cogido el rábano por las hojas y cree que en política todo es mercantilización y mercadotecnia. Y en esa dramatización es evidente que IU no interesa. Esta se encuentra en desbandada, en cambio Podemos roza el empate técnico con el PSOE. Ir de la mano de IU sería perderse por la izquierda y ellos, los podemitas, quieren ofrecer otra imagen, la de socialdemócratas, porque saben que en el discurso moderado de izquierdas pueden encontrar un caladero de votos.
Sin embargo, la esencia del asunto, la verdad del mismo es otra. Una verdad que no dice Pablo Iglesias y es que el fundamento de cualquier partido político, su programa económico, no se diferencia en nada del de IU, como ha reconocido su autor el catedrático Juan Torres López, que por cierto ha abandonado a Podemos y ha apoyado a IU en Madrid.
Entonces ¿por qué el desacuerdo? Mera puesta en escena. Todo se reduce a una teatralización con coleta, camisas de cuadros de Alcampo, exabruptos contra antiguos colegas y escenas de canapé donde te pueden hurtar la dignidad.