ANÁLISIS DE LA POLÍTICA ACTUAL

Sólo la crítica y la profundidad en el análisis de nuestro mundo nos devolverá el sentido último de la realidad y de nuestra existencia

viernes, 25 de noviembre de 2016



Diario de un español en crisis

LA SEMANA DE SUSANA

FRANCISCO MORALES LOMAS



Susana quiere coger al fin las riendas del rucio cojitranco del partido y ha asomado su rostro campechano por las cadenas televisivas esta semana. Con el carmín de guerra, como los antiguos sioux, ha germinado dicharachera en los platos de opinión pública negando una y otra vez como San Pedro, pero sus negaciones son claras afirmaciones. El ciudadano ya está maduro en teatrillos, jácaras, chanzas y pasos de su compatriota el sevillano Lope de Rueda.
 El maquillaje del rostro la delataba también en la tramoya sevillana con Felipe González de maestro de ceremonias. Aquel que no ha mucho dio el pistoletazo de salida para degollar al humillado Sánchez, el hombre sin pescuezo: “Sánchez me ha engañado”, dijo. Era el santo y seña para lanzar el ataque, el día D, la conjura de la discordia y el desacato.
Una vez que a Sánchez lo han puesto en remojo o en el congelador del tiempo y han diezmado sus huestes en la segunda fila del congreso se impone que los meses lo bajen del coche, ese coche ignoto con el que todavía no ha salido de Vallecas.
Susana, la poderosa Susana, ordenó el sanedrín, envió a galeras a los díscolos y ha venido a Madrid a decir que ella está viva y coleando. Con el empuje que tuvo siempre desde los dieciocho años. Que eso de la fontanería es lo que se le ha dado siempre bien a su familia y la fontanería ha sido el quehacer durante muchos años. Una vez arreglada la avería Sánchez y el tapón de los sediciosos, la corriente de agua va ya conducida por su litoral.
Susana quiere tomar las riendas de ese rucio cojitranco que solo posee el alimento de la desolación. Un jumento enteco al borde de la agonía. Un pollino que necesitará muchos años para salir del coma inducido en el que ha entrado. Mucho ha de cambiar el mundo para que el mundo cambie. Y el mundo le ha dado la espalda.
Susana ha mirado al frente. Piensa que Sánchez no le dura un asalto. Todo está preparándose para que sea así. Es una cuestión de fontanería. No le faltan apoyos de varonías y público, y ella maneja las plazas con soltura como Villalobos el Candy Crash.
Tiembla Rajoy, tiembla Iglesias, Susana ha llegado a Madrid a los platós, donde dicen, como Trump, se ganan las elecciones.

Y Susana quiere ignorar a Pablo, pero no percibe que el único que podrá darle la victoria es el coletas.








Diario de un español en crisis

UN NUEVO FANTASMA RECORRE EL MUNDO

FRANCISCO MORALES LOMAS


Un nuevo fantasma recorre el mundo.  Y aunque tenga nombre de pato, Donald, no lo es. Su apellido significa triunfo, Trump. Y, sobre todo, significa que el mundo está en peligro o acaso al borde de un ataque de nervios.
Sus formas bufas hubieran deleitado a Valle y a Darío Fo. Con ellas ha logrado convencer a la masa, esa masa trivial, cabreada, asqueada… sobre la que decía Antonio Machado con buen criterio que la cargan las ametralladoras.
Trump ha insultado a la mujer y, sin embargo, más de un veinte por ciento de estas mujeres americanas lo han apoyado. Trump ha vilipendiado e insultado a los inmigrantes y, sin embargo, una gran cantidad ha depositado su voto en las urnas a su favor. Trump el rico ha sido votado por las clases más pobres, populares y desfavorecidas al mismo tiempo que por grandes multimillonarios. No es una paradoja, es la realidad americana, que ha optado por la inmolación en toda regla. Amantes de las sectas y los líderes carismáticos, cuando Trump decida seguir su camino ¿quién resistirá su orgía?
Esta es la historia de una victoria. La lleva en su apellido aunque en su nombre acarree todos los atributos de un pato reputado, que hablaba extraño y hacía reír a los niños. ¿A cuántos niños americanos de familias humildes hará reír este antihéroe de Wall Street cuando decida repatriar a once millones? ¿A cuántos niños americanos hará sonreír este nuevo Donald cuando tengan que regresar a sus países de origen y a la miseria? ¿A cuántos enemigos pondrá de acuerdo?
Donald Trump es el nuevo pato del mundo con el botón nuclear en sus manos. El nuevo Jocker conquistador. Lo han querido un buen número de millones de votantes y el resto de la humanidad, ante este evento consuetudinario que inunda la rúa, está completamente acojonado.
No se le conocen estudios algunos pero este iletrado multimillonario sabe mucho de reality show. De hecho fue el presentador del reality show The Apprentice de la NBC entre 2004 y 2015. Y gracias a sus artes de showman ha logrado convencer a esa masa de votantes cabreados, hastiados, quemados, acaso desesperados, que en su consternación pueden llevar al mundo hacia el caos.
Un iletrado también, cojo de un testículo, con apoyo de grandes empresarios y con la masa amorfa haciéndole la ola fue conocido en 1933. También quería ser el dueño del mundo.  El precio fue un poco desorbitado: cuarenta millones de almas.






Diario de un español en crisis

PEDRO SÁNCHEZ HA CRUZADO EL RUBICÓN

FRANCISCO MORALES LOMAS


 Publicado en: 
http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/523748/pedro-sanchez-cruzado-rubicon
http://www.elfarodemalaga.es/index.php?id=columna&tx_ttnews%5Btt_news%5D=39860&cHash=5131d97161cfa046445becfe30266418 

Cuando Julio César, en la noche del 11 al 12 de enero del 49 a. C., se quedó contemplando el río Rubicón, sabía que entraba en un ilícito si lo cruzaba. Fue entonces cuando, tomando como guía al dramaturgo griego Menandro, se llenó de temeridad y  pronunció la frase de su admirado escritor: «¡Que empiece el juego!» («ἀνερρίφθω κύβος»). Y añadió en latín: «La suerte está echada» («Alea iacta est»).
Pedro Sánchez ha cruzado el Rubicón con un Peugeot y una web. Ha meditado durante unos días en Nueva York y al regreso ha decidido finalmente ganar esta guerra. Susana le ha ganado una batalla y ha colocado a los suyos al frente del fortín de Ferraz, pero no ha ganado la guerra. Es más, creo que definitivamente, la ha perdido y ha quedado invalida para dirigir el PSOE. Se le ha visto el pelo de la dehesa del aparato. Un aparato que conoce perfectamente desde que estaba en COU.
Y, seguramente, la ha perdido también Pedro Sánchez, a pesar de haber regado su derrota con lágrimas y de haber creado en las masas la simpatía del héroe derrotado a traición. Pedro Sánchez quizá sea para esas masas enfervorizadas la nueva Evita Perón de Pozuelo o acaso un aguerrido Rodrigo Díaz de Vivar que gana batallas a los moros de Triana después de muerto.
Pero Pedro Sánchez debió darse cuenta desde el principio que su reinado sería efímero. Fue el tercero en discordia entre Madina y Susana, que entonces no vio su momento. Fue el abanderado de Susana contra Madina. De ahí su éxito inicial en Andalucía. Y Pedro se lo creyó. Si bien, desde el primer día, todos sabemos que la escritora de esta historia es Susana. Pedro era un protagonista de paja, en un esperpento que ha vuelto de nuevo al callejón del Gato en forma de calle Ferraz. Y los espejos no son solo cóncavos sino que tienen cachicuernos y guadañas ensangrentadas. Pedro Sánchez debió darse cuenta que él no era el “mesías” prometido, sino un facsímil de todo a un euro mientras la niña de Triana se hacía mayor. Jugaron con él y él entró en los naipes. Y se creyó que era el predestinado, que las masas del partido lo apoyaban, que era la Evita Perón de Pozuelo. No midió sus fuerzas. Si quiso seguir en el machito debió saber que los virreyes del PSOE detentan el Boletín Oficial en sus virreinatos.
Al principio hocicó y admitió su poder. Después quiso echarles un pulso. Fue entonces cuando apareció el dios Thor y toda la cohorte de diosecillos, renegados, justicieros, reparadores, conjurados y eunucos que se aprestaron a ser la voz de su amo, ese dios todopoderoso de la prensa escrita y el IBEX que nos gobierna.

A César lo traicionaron y asesinaron los suyos en el Senado. A Sánchez lo han asesinado en Ferraz, pero, si a un muerto no lo rematas se acaba convirtiendo en un zombi comprometido con las bases, que quiere conquistar el mundo con su lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

viernes, 18 de marzo de 2016



¡Qué tiempos aquellos!


Diario de un español en crisis

LAS PURGAS

FRANCISCO MORALES LOMAS


(Artículo publicado en Diario Siglo XXI, 18 de marzo de 2016)

El lenguaje siempre tuvo un papel tentador, como el mismo Lucifer. ¿Quién lo duda? El lenguaje ha podido ser con frecuencia una actitud y, en ocasiones, una forma de ocultación y matanza. Wittgenstein lo supo siempre cuando dijo que los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo. Y también Heidegger el nazi, cuando afirmó que en filosofía todo es lenguaje. Ahora a las purgas las llaman crisis de crecimiento. Al igual que a los recortes brutales los llaman reformas.
Cuando el lenguaje aparece en su mejor versión política es que está presente el poder en toda su dimensión. Y las luchas por el poder en el interior de las organizaciones se resuelven habitualmente con la navaja en la boca. Y con frecuencia vemos que el líder carismático oficia de chamán de la tribu para imponer el sacrificio mientras los súbditos guardan silencio y obedecen.
En la historia siempre hubo purgas. Las conocidas del piolet fueron exorbitantes y sangrientas. Bien lo supo Trotski.
A Sergio Pascual, el número tres de Podemos, le han clavado un piolet simbólico en la testuz. Que duele tanto o más que el acero del auténtico. El ingeniero y antropólogo Pascual debía haberse dado cuenta de con quién viaja y cómo se las gastan. Al ingeniero y antropólogo Pascual no le ha servido de nada la antropología, esa disciplina que estudia los aspectos biológicos y sociales del hombre. Ni ha olido el piolet en su frente. A lo que ha respondido que lleva dos años dejándose la piel por el partido. ¡Qué putada! ¡Lástima de hombre! Pero así son las cosas, amigo Pascual, la leche está agriada y baja el río sucio. No se puede ser costalero de la Virgen de las Angustias de la Hermandad de los Estudiantes durante diez años y que esto pase desapercibido.
Ahora que es Semana Santa y, como una premonición, se ha adelantado su sacrificio de viernes santo a esta semana de navajas y suspiros.
No hay crisis en Podemos, sino purgas.
Y cuando se trata de extirpar, de eliminar, de suprimir, la democracia se esconde, las redes sociales se callan y se consuma el sacrificio porque el chamán lo ha invocado. Pero ¿dónde están los prosélitos de Sergio Pascual, el número tres del partido? ¿Dónde se encuentra su amigo de piso, el número dos, Errejón? Silencio ante la muerte. Miedo. Errejón contempla el cuerpo insepulto de Pascual, el piolet en su frente, y suspira en silencio, acaso una leve lágrima y espera…
¡Qué tiempos para la revolución!


sábado, 12 de marzo de 2016






Diario de un español en crisis

LA PINZA Y SÁLVESE QUIEN PUEDA

F. MORALES LOMAS

¿Llamarán a Pablo Iglesias a una cena con Mariano Rajoy en casa de algún director de medios? Así lo hizo en su momento Anguita con Aznar en casa de Pedro J. Ramírez, por entonces director de El mundo y hoy acuchillado, para la pinza contra Felipe González. ¿Han elegido la casa donde tendrá lugar el coito? Así lo parece después del segundo asalto que ha finalizado con la guillotina de Sánchez en su particular crónica de una muerte anunciada.
En estos momentos a nuestros dirigentes políticos les importa realmente un carajo la situación del país. Solo viven para su pescuezo.
A Mariano le interesa mantenerse en el sillón contra viento y marea mientras mendiga al PSOE que se junte con ellos. Pide a los del PSOE, a los “rompepatrias”, a los tontos solemnes, a los que traicionan a los muertos, a los de los ERES… que se junten con ellos. Estar vivos para ver cosas. Y una y otra vez machan con el martillo pilón esta tesis que no convence a nadie. Los insultos se han convertido en arrumacos para que Mariano siga dorándole la píldora a Merkel.
A Pablo solo le concierne el asalto a los cielos. Es una síntesis entre leninismo posmoderno y El príncipe de Maquiavelo pasado por un patio de butacas de cine de Vallecas con algunos toques a lo Sálvame.  Solo le hechiza desbancar al PSOE como líder de la izquierda y que los ciudadanos lo tengan como el nuevo redentor, el guía irrefutable, el “deus ex machina”. Pablo, te adoramos. Le falta un punto para llegar a la santidad laica.
A Rivera le tienta suceder a Mariano al frente del centro-derecha. Hace piruetas, malabarismos, niño-bien, correcto, educado en los mejores colegios, amabilidad, sonrisa, blablablá... al tiempo que zurra al gallego, pero no presenta una hoja de ruta que saque de la miseria a este país, que haga recuperar a las clases trabajadoras su resuello de antaño e impida el empobrecimiento de la clase media, sobre la que se sostiene este tingladillo.
A Sánchez le mueve plantarse y no ser flor de un día, que los barones no le cierren el paso y Susana se quede quietecita en Sevilla con su Triana y su poderío. Por eso tira por el camino del medio y trata de sostenerse en un irreal acuerdo con el centro-derecha, lo menos temido para la baronía. En el PSOE no quieren a Podemos ni en pintura y en Podemos al PSOE menos todavía. Es la historia de siempre, la historia que ha vivido la socialdemocracia desde su origen con los partidos comunistas, se llamen como se llamen.
Como resultado de todo ello, los extremos se tocan. PP y Podemos tienen intereses comunes: la destrucción del PSOE y el ninguneo de Ciudadanos.
¿Y cómo tiran a degüello? Pablo, con la cal viva, y Mariano, no queriendo ni hablar con el pobre Albert. ¡Uf!